LOS MIOMAS LAS HERIDAS EMOCIONALES DE UNA MUJER DESVALORIZADA

Kusisami Sanacion Interior
David Cuba

David Cuba

Blog Metacuantica

julio 30, 2015

Los miomas son heridas emocionales de una mujer desvalorizada, el útero femenino guarda los códigos emocionales de las vivencias de la mujer y de todo su linaje.

El universo otorga a la mujer el don de dar la vida. El útero es la primera casa, también es el vehículo con el cual el hombre llega a la tierra, desde el plano espiritual.

El útero es un importante centro de energía que contiene vida. Es un órgano muy importante para la mujer, no solamente en el plano físico, sino también en el plano emocional, mental y espiritual, en el habitan memorias y emociones de equilibrio o desequilibrio con su propia energía femenina.

«Los miomas son hijos simbólicos, son las heridas emocionales de una mujer desvalorizada»

Los miomas se tienen cuando:

  • La mujer no completo su embarazo, ha perdido el feto.
  • Cuando ha terminado una relación sexual y quería tener un bebé, pero el hombre la ha dejado.
  • Estoy con el hombre equivocado
  • No quiero tener bebes con este hombre.
  • Embarazarse es algo malo
  • Tengo miedo de quedar embarazada
  • Me obligo a mí misma a tener un hijo
  • Me rechazo como mujer, me siento poco valiosa

Se estima que un gran número de mujeres en edad reproductiva son portadoras de miomas. En cambio, son muy raros los casos de miomas antes de la pubertad y después de la menopausia.

“El útero es la primera casa”

¿Qué pasa en mi casa? ¿Siento que puedo tomar decisiones en mi casa? ¿hay algo que quiero poner en mi casa? ¿Hay algo que quiero sacar de mi casa?

Ejemplo: Una mujer, que su padre es muy estricto y no le permite hacer cambios en su casa. Ahora que está casada, quiere hacer cambios en su casa, pero su marido no quiere. Le dice ¿por qué quieres hacer tantos cambios?
Le preocupa mucho su casa el estado en que se encuentra, pero no pude hacer nada.

RESENTIR: Hay un vacío en la casa y debo llenarlo. Quiero tener un hijo, pero no puedo o no
he podido (aborto). No soy capaz de encontrar una pareja.

“LAS HISTORIAS DEL PASADO SE GUARDAN EN EL ÚTERO”

La mujer no es consciente que su cuerpo está formado por energía y que tiene una alta composición de agua, que a su vez está relacionada con sus emociones. Son estas emociones que nutren y alimentan las células de cada órgano de su cuerpo de forma negativa o positiva.

¿CÓMO FUERON LAS VIVENCIAS EN MI PRIMERA CASA, EN EL VIENTRE DE MI MADRE?

Los conflictos con su feminidad, con el ser mujer o sentirse poco valiosa como mujer se almacenan en su útero y se transmiten durante la gestación, generación a generación.

La energía del útero debe estar equilibrada, su útero está en relación con su feminidad con su valor como mujer, se desequilibra con facilidad con miedos e inseguridades.

¿QUÉ SUCEDE CUANDO SE DESVALORIZA COMO MUJER?

Lo perjudicial para el útero son pensamientos y emociones que desvalorizan su rol como mujer, la maternidad, su fertilidad, su sexualidad.

Los miomas son formaciones nodulares que se desarrollan en la pared muscular del útero a partir de una célula que contiene un código emocional conflictivo que tendrá una tendencia para crecer en un mioma.

Existen dos sentimientos principales, que generan la aparición de miomas:

La desvalorización como mujer y los abusos en todas sus facetas. Si la mujer desde su infancia ha crecido en un ambiente en el que su madre, abuela y otras mujeres cercanas no tienen una buena autoestima, la mujer adoptara esta conducta porque es lo que conoce.

Se alimenta emocionalmente de estos comportamientos, los sentimientos de desvalorización y abusos quedan grabados, y en muchos casos la mujer no es consciente de que los padece, esta tan habituada a ese ambiente emocional que no concibe vivir de otra manera.

Todas esas emociones son una semilla de negatividad que va enraizando en su útero y que poco a poco va formando un mioma, que es un grito desesperado de su útero pidiéndole que cure su feminidad y se reconcilie con su energía femenina.

«Cuando son adultas y sin ser conscientes comenzaran a pensar y actuar según lo que vivieron en su niñez»

Entonces podría intentar luchar en una sociedad con parámetros ya establecidos y a la vez sentirse culpables por ser diferentes a lo que conocieron.

Lentamente la mujer empieza a sentirse diferente, inferior y se desvaloriza, porque el papel principal que la sociedad ha creado para ella como mujer es ser madre, ama de casa, hacerse cargo de la familia, a costa de su propia realización, renunciando a su felicidad.

Cuando sus sueños no son cumplidos. Ahí se siembra la semilla para un mioma, que es la manifestación de un conjunto de sentimientos y emociones que hieren su centro femenino, preparando así un terreno para recibir un mioma que de forma inconsciente ocupa el mismo lugar que un bebé o de un sueño no cumplido.

Este mioma es el refugio de sus sentimientos de desvalorización como mujer, es el hogar de sus represiones, resentimientos, miedos, culpas, tristezas, abusos, forman una masa de desvalorización que habita en su útero.

El útero no está relacionado únicamente con engendrar una nueva vida, sino también, con dar vida y crear aquello que siempre ha querido. De la mano de la desvalorización vienen la sumisión y el abuso, pues, ya que ella no consigue generar nada, deja que su pareja o personas de su ámbito familiar o laboral abusen emocionalmente de ella, siendo la mujer sumisa a su propia desvalorización.

“El mioma es la semilla que no da frutos, es el símbolo de algo inconcluso o reprimido”

La mayoría de las mujeres no conocen su propio cuerpo, mucho menos un órgano tan importante y delicado como su útero, que contiene toda su esencia de mujer.

Su útero es el centro energético de su energía femenina, la mujer crea vida o destruye su propia vida, con la desvalorización de sus capacidades y cualidades como mujer.

Muchas mujeres inician su vida sexual de una manera conflictiva, no viven su sexualidad de una manera natural y saludable, tampoco se sienten con derecho a disfrutar de su sexualidad y pierden la virginidad por el sentimiento de sumisión, por el miedo de perder a su pareja, se auto obligan a creer que es amor.

Pero tienen miedo a ser rechazadas o juzgadas, por ello muchas veces las mujeres se aventuran a tener relaciones sexuales cuando no se sienten preparadas, creando un trauma y patrón energético de desvalorización y sumisión, que aumenta un terreno uterino fértil para generar un mioma.

En muchos casos los miomas son asintomáticos, sobre todo en aquellos casos en los que la mujer no quiere sentir, ni el placer, ni las heridas emocionales que han provocado el mioma.

En estos casos, suele aumentar su tamaño al igual que sus sentimientos negativos, pero el mioma le da señales de que es residente en su útero.

Los miomas provocan un cuadro de síntomas notables como:

  • Periodos menstruales dolorosos y prolongados,
  • Sangrados entre los periodos,
  • Necesidad de orinar con frecuencia,
  • Calambres pélvicos,
  • Sensación de presión en la parte baja del abdomen
  • Dolor durante las relaciones sexuales.

estos son algunos de los síntomas más frecuentes, su cuerpo le da señales del dolor que le provocan sus heridas emocionales y le indican que el mioma es sinónimo de necesidad de curar su feminidad.

“Los miomas son una invitación a reconciliarse con su energía femenina, a curar su feminidad”

De forma inconsciente, muchas mujeres, quedan estancadas en un patrón de desvalorización, de sumisión y de la pérdida de su verdadera identidad femenina.

Pero es tiempo de que te des tu lugar de sentirte bien como mujer, nadie lo puede hacer por ti, no eres mejor, ni peor que los hombres, eres mujer, eres femenina, eres energía creadora, ese es tu poder.

1 Comentario

  1. Mile

    Hola…quisiera curar mi feminidad. ¡Por favor ayuda!

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post que te pueden interesar

Share This