LA CULPA Y VICTIMISMO

David Cuba

1 junio, 2020

¿Te encuentra en una continua lucha interna?
¿Tiene usted sentimientos de culpa o victimismo por algo que hizo o dejo de hacer?
Usted actuó de acuerdo al nivel de conciencia que tenía en ese momento. La culpa es un intento del ego de crear una identidad falsa, el victimismo es el refugio del necio.

La culpa y el victimismo no solo afecta su salud mental, emocional o física sino también su espiritualidad.

La culpa y el victimismo son cualidades engañosas que le quitan tu poder a su espiritualidad, entonces dejas de ser tu quien controla tu vida y le das esa responsabilidad a los demás.
Cuando le echas la culpa a otra persona o te culpas, estás drenando las reservas de poder del Yo, entonces dejas de ser tu quien controla tu vida. Sucede entonces que el Yo empieza a esconderse debajo de la bruma del malentendido.

En el aprendizaje es esencial que el Yo sea siempre el centro de poder.

El victimismo siempre se va a reconocer por su lenguaje de lamento, se siente víctima de todo que le pasa, pero nunca se hará responsable de nada y buscará culpables externos.
Una persona que está en el rol victimista siempre se justifica, se miente a sí misma, culpabiliza a los demás de todo lo que sucede, se queja continuamente, y termina rindiéndose a las circunstancias.

“Los aspectos humanos de culpa y victimismo son los ingredientes principales con los que se crea sufrimiento”

Tenemos que aprender que nosotros somos responsables de todo lo que nos sucede Independientemente de lo que la vida nos ponga al frente y podemos elegir entre poner excusas u obtener resultados, y la diferencia entre ambos será el nivel de compromiso que tengamos con nosotros mismos.

El poder debe generarse siempre desde dentro de sí, y en ningún momento se debe entregar el poder de ese centro a nadie.

Por medio de la culpa y el victimismo debilitamos nuestro ser, nos desviamos del camino espiritual porque no asumimos la verdad, no enfrentamos las situaciones de la vida.

Nosotros mismos escapamos al resultado de nuestros propios actos, de nuestras decisiones y nos refugiamos en otros, siendo víctimas culpando o culpándonos, como podríamos avanzar si el desgaste de nuestra energía y mente la usamos en aspectos sin sentido.

Asume tu responsabilidad como el centro de todo acto, decisión y condición, no te refugies en aliados que destronan a tu propio ser, todo se crea a partir de tus decisiones, el mundo tu mundo es propio nadie debe entrar en el cómo creador de situaciones o emociones, define tu carácter y tus actos, eres diferente eres especial estas aquí para ser tú mismo.

“Cada uno de nosotros somos responsables de la forma en que respondemos ante las circunstancias de la vida”

Todos anhelamos conquistar el éxito y poder disfrutar de experiencias gratificantes. Esta es tu oportunidad para identificar donde estas y replantearte hacia donde quieres llegar.

0 comentarios

Quiza tambien te puede interesar…..

Share This
WhatsApp ¿Preguntas?